Archivo del blog

sábado, 24 de octubre de 2015

Los macarras de la moral



 
© carlos cubeiro. Ilustración para «Los macarras de la moral», del libro «Serratología»


Vivimos en un país donde el clero todavía tiene un poder y, por tanto, una impunidad, exagerados. No representan a nada ni a nadie, y están en las antípodas de cualquier interpretación honesta de los evangelios. Cada vez que uno de sus representantes abre la boca, es la oligarquía, el fascismo y la cerrazón intelectual quien habla desde la más siniestra caverna. Pero nuestros curas, además, son castizos y chulos más allá de sus posibilidades, que para eso son de donde son. Los que paseaban bajo palio al pequeño genocida se creen con derecho a dar lecciones de ética. La canción de Serrat «Los macarras de la moral» retrata a la jerarquía eclesiástica, desde el título, con precisión de cirujano. «Si no fueran tan dañinos, nos darían lástima».


No hay comentarios:

Publicar un comentario